CONCEPTO DEL 

BIEN -ESTAR

Estar bien debería ser un objetivo básico en la vida. Una compromiso diario con nosotros mismos. Sin embargo, la vida se nos refunde en alcanzar objetivos que fueron establecidos por "alguien" en algún momento y que se han transferido de generación en generación sin ni siquiera cuestionarlos. Ir al colegio, la universidad o un instituto técnico, conseguir el primer empleo (o al menos intentarlo), hacer una especialización, una maestría (para "garantizar" más ingresos), endeudarse, casarse, tener hijos, incrustarlos en el mismo sistema y seguir de largo. Trabajar sin cansancio, endeudarse más, comprar unos días de vacaciones de vez en cuando, tomar algo de aire y seguir en un ritmo frenético sin parar.

 

Pero y...¿somos felices?

El éxito no deberíamos medirlo por lo grande o pequeña de la cuenta bancaria, el número de propiedades, sino más bien por la satisfacción de saber quiénes somos, porque en un momento de la vida paramos el acelere existencial y nos dimos la oportunidad de sumergirnos en lo profundo de nuestros seres para descubrirnos.

En este espacio, quiero compartir los libros, conferencias, encuentros y recovecos por los que transito para buscar mi propio bien-estar. Soy sincera, algunas veces lo logro y otras no. Pero de algo estoy segura y es que la búsqueda nunca termina y la satisfacción que se siente con el crecimiento interno (personal e íntimo), es infinita. 

Acá algunas recomendaciones

 

 

 

Yoga. Una de mis pasiones. Me encanta pero no soy la más experta. Lo conocí en mis veintes y desde entonces me he beneficiado con la práctica. Sé que uno se va y vuelve al mat, pero este recorrido nunca se termina y vale la pena intentarlo. 

En estos sitios me ha ido muy bien:

@ibelongstudio

@libelula_aazulcajica

@reservatyba

Correr. Lo descubrí hace más de siete años. He tenido épocas más intensas que otras, pero correr para mí es una terapia que me desconecta. Al comienzo mi papá se burlaba y me decía que si ya sabía de qué estaba huyendo o qué estaba persiguiendo. Y creo que a veces es lo uno y otras, es lo otro. Lo cierto es que necesito estar en constante movimiento y correr me encanta. Mi lugar favorito en Bogotá es el Parque Simón Bolivar.

Leer. Ando engomadísima con este libro del Dr. Carlos Carrillo. Desde hace más de veinte años soy vegetariana y nutrirme bien, es para mí un deber con mi cuerpo y mi mente. 

Pues acá se explica de una manera muy concreta cómo el metabolismo es la clave del éxito para tener una buena salud. Entre comer mal (basura) y no comer, es mejor no hacerlo, según el autor que con datos científicos lo lleva a uno por el mágico mundo del cuerpo que habitamos.

Como complemento estoy trabajando con la aplicación LIFE que me ha ayudado a mejorar mis ritmos de alimentación. Busca supervisión médica para iniciar cualquier cambio de hábito.

Baños de bosque o Shirin Yoku. Esta es una técnica que viene desde el Japón. Su duración debería ser entre 30 y 40 minutos con efectos inmediatos en el bienestar. Se trata de conectarse con la naturaleza y permitir que la hormona del estrés (cortisol) se reduzca. Estas caminatas, sesiones de meditación y yoga estimulan procesos creativos, estimula el sistema inmunitario y te ayuda a sonreír. Mi lugar favorito es visitar un páramo. Cerca a Bogotá tenemos el Sumapaz.

Trekking. Descubrí que caminar entre senderos, montañas, páramos y conocer distintos ecosistemas, además de ser un ejercicio físico, es un alimento para el alma. Siempre me ha gustado caminar, estar en contacto con la naturaleza, meditar y respirar aire puro. El día que visité uno de los últimos páramos antes de que iniciara la cuarentena mundial, la montaña me susurró: Mujer que Camina. Te invito a hacer click en el subrayado y leer la historia.

©Copyright 2019. Todos los derechos reservados.