©Copyright 2019. Todos los derechos reservados.

  • Andrea Nieto

¡Sí puedo!



Ese es el mantra que cada mañana deberíamos repetir en nuestras conversaciones internas con nosotros mismos: ¡Sí puedo!. Sin embargo, nos abruma la complejidad de la vida, las dudas, el pasado, el futuro y pocas veces logramos centrarnos en el famoso "aquí y ahora" para sentir el poder de nuestra fuerza interna. Como lo he comentado, este blog era un sueño pendiente y que me generaba un remordimiento interno derivado de la procastinación. Pero llegó el momento que cuento en detalle en mi publicación Aprender a Caer y sin pensarlo dije voy a crear mi blog. Pero luego pensé... ¿y qué es un blog?


Me puse a investigar y después de mucho revisar llegué a la conclusión de que un blog es una página de internet, pero más personal y cool (todavía estoy tratando de entenderlo para ser franca) y que sirve para expresar opiniones acerca de la vida, las finanzas, el emprendimiento, los viajes, la gastronomía, pero sobre todo de la moda. Los principales bloggers tiene que ver con el mundo de la moda y pues yo la verdad, creo que me visto medio bien, pero así como de ese mundo, pues no. Mi primera reacción fue preguntarle a Carlos quien lleva el karma de haberse graduado como Ingeniero de Sistemas y que yo siempre suponga que todo lo que tenga que ver con computadores, impresoras y obvio internet (cuando no funciona en la casa o en mi celular), él lo debe saber.


Me dijo con la ternura propia de una relación ya entrada en la madurez de los dos años -"Investiga amor". El gran reto que no le pude explicar a él y que me tocó resolver es que cuando se busca en Google por "blog", "bloggers", "cómo hacer un blog", la información para una cuarentona que a duras penas prende y medio apaga el computador, no es tan sencilla. Pero con determinación fui entendiendo el tema hasta que llegué a la opción de Wix.com. Y aunque no entendí ni "J", me encantó.


He pasado horas y días enteros tratando de cambiar el color de la pantalla. Entendiendo cómo poner una fuente y luego cómo quitarla. Me han salido más canas perdiendo información por culpa de mi proveedor de internet que falla en los momentos claves de la publicación, y sí, he tenido que repetir escritos de tres horas. Dar con el chiste de habilitar en dónde escribir un comentario, responder a las suscripciones y hasta aprender a usar los GIFs (que me divierten mucho), ha sido toda una odisea que me ha costado hasta lágrimas de amargura y de cansancio.


(Este GIF me encanta, me identifica y por eso lo vuelvo a usar)

Así que en el inicio de esta semana entré a revisar las cuentas de mi blog y Wix.com tuvo la buena noticia de contarme que había llegado a las 10.000 visitas. No cabía en los chiros de la felicidad. Diez mil personas han pasado en tres meses larguitos a leer mis escritos. Me emociona saber que el tiempo promedio de visita es de seis a siete minutos, que cada vez son más parecidas las cifras de visitantes recurrentes y nuevos (lo que significa que la gente me lee una semana y vuelve la siguiente), que a les gusta revisar más de una publicación, me leen un 77% desde el celular, que hay una audiencia mayor en Colombia, pero que me siguen también en Canadá, Estados Unidos, España, México, Panamá, Inglaterra y en Australia. Y ¿Saben cuáles son las entradas que más gustaron? Cuarentonas y Poderosas, Las Cuitas del Amor y El Matrimonio que las dejo acá de nuevo por si quieren ver alguna.

Esfuerzo, disciplina, constancia, autorregulación, vencer la pereza y el escepticismo que uno carga en contra de uno mismo, aprender a no auto-boicotearse con las historias absurdas de "estoy perdiendo el tiempo", "nadie me lee" y un largo bla, bla, bla sin sentido que contradice ese mantra de fuerza y poder que todos deberíamos repetirnos sin parar: ¡Sí puedo!.

Así que celebro y agradezco a cada persona que ha pasado por acá, espero que se hayan divertido y que se diviertan más. Le agradezco a Carlos por la paciencia y a mi hijito que me celebra sin entender muy bien de qué se trata esto que escribo. Ahí vamos creciendo entre todos y gracias a las redes sociales, acompañándonos. Por estos lados no pretendo mostrar falsedades ni perfecciones, sino la vida así, tal cual es. Así que como diría el gran Cerati: ¡Gracias totales!


Si les gustó este post no olviden dejarme sus comentarios en la casilla ¿Te Gustó? (dale click al subrayado) y compártelo con tus familiares y amigos. Gracias como siempre por pasar por acá y leerme!!!!